REGÍSTRATE   |   (81) 8344 3219

ALCOHOL (notas desde España)

ACCIDENTALIDAD: presente en alrededor de la mitad de los siniestros mortales y un tercio de aquellos con víctimas.

Además, agrava las consecuencias en todos los accidentes.

LÍMITES: el genérico está en 0,8 gramos de alcohol por litro de sangre, aunque para los conductores de vehículos de transporte de mercancías con peso superior a 3.500 kilogramos se rebaja a 0,5; y, para aquellos de transporte de viajeros de más de 9 plazas, servicio público, escolar y de menores, mercancías peligrosas, servicio de urgencias y transportes especiales, no debe superar el nivel de 0,3. La conducción bajo la influencia de bebidas alcohólicas es un delito de riesgo (pena de arresto de 8 a 12 fines de semana o multa de 3 a 8 meses).

EFECTOS: su acción se dirige, una vez absorbido por el estómago y el intestino, directamente al sistema nervioso, desorganizando su funcionamiento con las siguientes consecuencias: crea un falso estado de euforia y sobre-valoración de las capacidades, asumiendo mayores riesgos; disminuye los reflejos aumentando los tiempos de reacción (un ejemplo: a 90 km/h con alcoholemia cero la distancia que recorre el vehículo en el tiempo de reacción es de 18 metros; con 0,8 se recorren 12 metros más); reduce la visión periférica y provoca visión doble, así como problemas de acomodación a los cambios de luz, colores y deslumbramientos; descoordinación entre órganos sensoriales y motrices; y falsea la apreciación de distancias y velocidades.

PRUEBAS DE ALCOHOLEMIA: están obligados a someterse todos los conductores, y el resto de usuarios de la vía implicados en un accidente circulatorio; también cuando los Agentes de la Autoridad lo soliciten en controles preventivos, o a consecuencia de infracciones o si se manifiestan síntomas evidentes. El nuevo Código Penal considera un delito la negativa a someterse a las pruebas de alcoholemia (pena prisión de 6 meses a 1 año).

Noticias

Go to top